May 25, 2021

Régimen congela cuentas bancarias de Cristiana Chamorro y cita a periodistas a la Fiscalía

El Gobierno de Daniel Ortega continúa su embestida contra la precandidata presidencial Cristiana Chamorro, y en esta ocasión llamó a varias personas para entrevistarlos, en el seguimiento a las acusaciones contra Chamorro, por presunto lavado de...


El Gobierno de Daniel Ortega continúa su embestida contra la precandidata presidencial Cristiana Chamorro, y en esta ocasión llamó a varias personas para entrevistarlos, en el seguimiento a las acusaciones contra Chamorro, por presunto lavado de dinero, bienes y activos.

El empresario radial Fabio Gadea Mantilla, las periodistas Verónica Chávez, y María Lilli Delgado, y dos ex trabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, Lourdes Arróliga y Guillermo Medrano, fueron citados este martes en la Fiscalía.

La arremetida orteguista dio más que un paso en este caso. La noche del lunes, Cristiana Chamorro indicó que las autoridades de Nicaragua congelaron sus cuentas bancarias.

“En medio de toda esta burda farsa, la dictadura me ha congelado mis cuentas bancarias y ha levantado el sigilo bancario. Rechazo y denuncio esta arbitrariedad”, dijo Chamorro.

Por otro lado, Julio López, asesor de la organización Periodistas y Comunicadores Independientes (PCIN), declaró a Primer Orden que este actuar del gobierno de Ortega, constituye a otro intento de suprimir la libertad de prensa en Nicaragua.

“Nosotros consideramos que esta nueva acción de parte del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, representa otra escalada contra la prensa independiente en Nicaragua, que no se doblega ante el régimen, y que por el contrario, aún en las circunstancias difíciles en que nos encontramos, siguen denunciando y evidenciando las graves violaciones a los derechos humanos”, dijo.

Como respaldo a los periodistas que fueron citados este martes al Ministerio Público, en redes sociales también circuló una campaña en rechazo a las arbitrariedades de las autoridades estatales, y a la vez denunciando la persecución a la labor periodística.