Aug. 3, 2020

Policía Nacional señala que vapores de alcohol provocaron incendio en Catedral de Managua


José Cardoza

La Policía Nacional dio por concluidas las investigaciones sobre el incidente registrado en la Catedral Metropolitana de Managua el pasado viernes 31 de julio, donde una explosión destruyó la capilla e imagen de la Sangre de Cristo, hecho que ha sido considerado por la Iglesia Católica como un ataque terrorista.

La Policía Nacional sostiene que no existió ninguna detonación, o algún tipo de artefacto explosivo, a como señalaban inicialmente testigos en el Templo. La versión original de los testigos, señala que un sujeto ingresó al templo y arrojó un explosivo. 

Según la Policía Nacional, el incendio se debió a los vapores del alcohol isopropílico con una pureza de 96% encontrado en un atomizador naranja con blanco.

Los vapores de alcohol acumulados en el interior de la cúpula de la Sangre de Cristo, al mezclarse con el aire caliente (Temperatura de 36.1 °C), produjeron el fuego, en un proceso conocido científicamente como de solvatación. El fuego producido se propagó en el ambiente incendiando las alfombras, la vestimenta de la Sangre de Cristo y la cúpula de plástico, todos estos materiales susceptibles a la combustión, además de la veladora encendida ubicada a una distancia de 70 centímetros de la cúpula de plástico que protegía la Sangre de Cristo, dijo el Comisionado General Jaime Antonio Vanegas.

La Policía Nacional presentó a los testigos del hecho: la señora Xiomara de Jesús Castro de 57 años y Manuel Salvador Bravo Alvarado, de 70 años. Según la versión de la Policía, don Manuel se encontraba dentro de la Capilla rezando, mientras Xiomara contaba el dinero de la venta de veladores y observó que había fuego en el entorno de la capilla, por lo que pidió al feligrés que saliera e inmediatamente llamaron a los jardineros de la Catedral.

La Fuente de calor provino de llama de la veladora ubicada al costado este de la primera grada de la plataforma de la Sangre de Cristo, la cual permanece encendida desde las 07:00 a.m. hasta las 01:00 de la tarde, produciendo aumento de temperatura en el ambiente, detalla el resultado de las investigaciones policiales, dice el reporte.

Versión policial contradice a la Iglesia Católica

El Cardenal Leopoldo Brenes, el viernes pasado, luego de una revisión del suceso, señaló que se trataba de un acto premeditado y terrorista.

Y quiero decir claramente que esto fue un acto planificado con mucha calma. La persona pasó más de 20 minutos dando vuelta y después que tiró ese artefacto (...) él hasta planificó por dónde iba a salir. Hay una verja que se nos robaron hace poco y por allí salió, dijo Brenes a los medios de comunicación el pasado 31 de julio.

Monseñor Miguel Mántica Cuadra, párroco de la Iglesia San Francisco de Asís, dijo en ENTREVISTAS PRIMER ORDEN este sábado, que en la capilla no había veladoras y que la Iglesia Católica en Nicaragua tiene enemigos históricos.

La entrevista completa la podés escuchar aquí 

Iglesia Católica continúa sufriendo ataques

Este domingo, continuaron los ataques en contra de la Iglesia Católica en Nicaragua. Un sujeto desconocido interrumpió una misa en la parroquia Santa Rosa de Lima, en la Diócesis de León y lanzó piedras a la urna del Cristo Yacente y contra el  altar.

"Es un intento de sacrilegio, nos han roto el vidrio de la urna del jesús y por tanto, oremos, queridos hermanos, para que el Señor nos dé la gracia que necesitamos. No hubo afectados, solamente fue que rompieron el vidrio de la urna de Jesús" dijo el sacerdote Gelvin Vega, quien oficiaba la eucaristía.

Escuchá nuestro podcast de hoy:

El sujeto, con gorra, lanzó la piedra a la imagen de Jesús y luego, arrojó un objeto metálico contra el altar, donde se encontraba el sacerdote. Afortunadamente, no hubo heridos. Los feligreses capturaron al sujeto, y lo entregaron a las autoridades policiales.

Igualmente, este lunes, la Parroquia Corpus Christi denunció que sujetos desconocidos en motocicletas rondan el templo y toman fotografías.

Iglesia Católica es perseguida por el actual régimen desde la rebelión de abril 2018

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH, publicó un informe este fin de semana, en el que se detallan los ataques a la Iglesia Católica desde diciembre del 2018 hasta el 31 de julio del 2020.

Las amenazas, hostigamientos a religiosos y profanaciones a los templos iniciaron posterior a la rebelión de abril 2018, cuando la iglesia católica  repudió los crímenes cometidos por el régimen Ortega Murillo y se hizo al lado del pueblo, de ahí las campañas de desprestigio en contra de la iglesia, amenazas de muerte a Monseñor Silvio Báez y otros ataques, dice el informe.