Dec. 13, 2020

ENTREVISTA | Murillo: «Recursos del FMI no solucionan crisis del INSS»


La asignación presupuestaria de recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI), al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), contemplada en la reforma al Presupuesto General de la República 2020, revela la debacle económica a la que se enfrenta esta institución en el 2021, según un especialista consultado por PRIMER ORDEN.

Desde el 2013, cuando el INSS  experimentó su primer déficit, nunca había recurrido a un préstamo de algún organismo internacional para poder cubrir sus gastos, los que, según cifras oficiales, resultan excesivos, y uno de los principales factores, es la gruesa planilla de trabajadores a los que el INSS debe reconocerles honorarios por laborar en la institución.

El Fondo Monetario Internacional oxigena al INSS con 73.3 millones de dólares, según  se contempla en la reforma al Presupuesto General de la República 2020, que aun está en ejecución y que fue aprobada este miércoles en una sesión de urgencia en la Asamblea Nacional.

Según los datos oficiales, el déficit del INSS en el 2013 era de 192.1 millones de córdobas. No obstante, las proyecciones indican que en el 2020 el déficit podría rozar los 6 mil 218.7 millones de córdobas. En 2021, las proyecciones indican que el déficit podría llegar a los 8 mil millones de córdobas.

Para el exgerente de pensiones del INSS, Roger Murillo, la medida de oxigenar al Seguro Social con recursos del FMI, no solucionarán la crisis financiera de la institución y que estas acciones, reflejan el grave deterioro de las finanzas de la misma.

Murillo sugiere que se deben implementar medidas económicas que estimulen la oferta laboral  para que existan más afiliados al INSS. Que para gozar de una estabilidad económica en la institución debería haber 5 asegurados por cada pensionado. No obstante, actualmente, el Seguro Social no llega a los 700 mil afiliados, dejando sin cobertura a más de un 75% de la Población Económicamente Activa.

Fotografía: Confidencial