Feb. 4, 2021

Sistema financiero nacional en riesgo por reforma a ley del consumidor, advierte Cosep

Sistema financiero nacional en riesgo por reforma a ley del consumidor, advierte Cosep

Javier Bermúdez

Los diputados sandinistas de la Asamblea Nacional no escucharon las recomendaciones de la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (Asobanp), y aprobaron la reforma a  la ley 842, Ley de Protección de los Derechos de las personas consumidoras y usuarias. El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) dijo que con esta normativa el sistema financiero nacional, puede desaparecer.

Durante una conferencia de prensa este miércoles, Michael Healy, presidente del Cosep, advirtió a los diputados sobre las graves consecuencias económicas que esta normativa traerá a las diferentes entidades bancarias.

“La situación en la que nos está poniendo esta ley a los nicaragüenses es en la peor situación que hemos tenido en el sistema financiero y de los sectores en los últimos, prácticamente, 30 años. Desde que se volvió a restablecer el sistema financiero nicaragüense”, expresó Healy.

Quienes se ven más afectados son los bancos, por las obligaciones a las que la reforma somete a las entidades. No obstante, otros sectores del país también se ubican en riesgo.

En contexto: Reforma a la Ley de los consumidores proteje a funcionarios y entidades sancionadas 

“Afecta que los bancos pierdan sus corresponsalías internacionales, lo que obligaría a Nicaragua a quedarse en una isla. Esta medida no sólo afecta el sistema financiero, también afecta las exportaciones, importaciones, sector comercio, turismo, la imposibilidad de recibir remesas, de enviar o recibir transferencias internacionales, el cierre de línea de crédito del exterior y la cancelación de contratos con las marcas de tarjeta de crédito”, añadió Healy.

El Cosep la mañana del miércoles también notificó mediante un comunicado que las consecuencias y afectaciones de esta ley serían “graves e inmediatas.”

El pasado 28 de enero, la Asobanp dirigió una misiva a los diputados de la Comisión de Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, pidiendo no aprobar esta reforma, porque incita al lavado de activos y orillaba a Nicaragua a pasar de la lista gris, a la lista negra del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).