April 22, 2021

Sin modernización del Poder Electoral no habrá elecciones transparentes, asegura experto

Sin modernización del Poder Electoral no habrá elecciones transparentes, asegura experto

José Cardoza

La iniciativa de reforma electoral, presentada  por los diputados sandinistas en la Asamblea Nacional; y la convocatoria a elección de magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) forman parte de una estrategia del gobierno de Daniel Ortega para evadir los siete puntos recomendados por la Organización de Estados Americanos (OEA) para que se garantice un proceso electoral transparente, según un especialista consultado por PRIMER ORDEN.

El abogado Bonifacio Miranda Bengoechea, explicó a este medio de comunicación, que las reformas electorales deben pasar por la modernización y reestructuración del Consejo Supremo Electoral (CSE), como lo establece la OEA.

Leer más: Oposición nicaragüense demanda reformas electorales “libres y justas” en comunicado conjunto

"El único punto que está incluido en las reformas electorales de la dictadura es el tema de los recursos administrativos. Esto le da razón  a la oposición porque en realidad los recursos estaban muy limitados a la ley. Entonces se va a crear un nuevo capítulo que va a plantear tres tipos de recursos: impugnación, apelación y revisión ante el propio CSE", afirmó Miranda.

No obstante, el especialista considera que los recursos administrativos pierden eficacia si no se aplica correctamente la ley.

 "¿Quienes son los que van a aplicar correctamente la ley?, ¡los magistrados! Entonces lo que ha hecho el FSLN es poner en discusión dos temas al mismo tiempo:la elección de los magistrados y la reforma a la Ley Electoral. De nada sirve tener magistrados que van a administrar una ley que todavía no se conoce a profundidad sus reformas", consideró el especialista.

Por esta razón, Miranda Bengoechea considera que la modernización y reestructuración que recomienda la OEA pasa por reorganizar las funciones de los magistrados del CSE. Sin embargo, el anteproyecto de reforma a la Ley Electoral asigna más cuotas de poder discrecional a estos funcionarios.

En contexto: Coalición Nacional critica a Alianza Ciudadana por no suscribir documento del GPRE

"Con la mayoría parlamentaria del FSLN, lo que va a hacer el gobierno es imponer una mayoría en el CSE y entonces los magistrados de la oposición podrían ser 2 de 7. Es muy poco lo que puedan hacer los magistrados electos , porque el aparato queda previamente definido", dijo Miranda.

El especialista considera que existe la posibilidad que el anteproyecto de reforma electoral se trate de una "ficha de negociación" del gobierno de Daniel Ortega, que busca endurecer las condiciones para llegar a un punto medio. No obstante, tampoco descarta la posibilidad de que se realicen elecciones al estilo de Venezuela.

"Acompañamiento", no observación

El anteproyecto de reforma establece el "acompañamiento electoral" y no de observación nacional e internacional, lo que a criterio del experto, recae nuevamente en los magistrados del CSE, que con su exceso de funciones determinarían los métodos de observación y las limitantes.

"La diferencia entre acompañamiento y observación es que el acompañamiento es extremadamente limitado. Por eso la resolución de octubre de la OEA establece una observación libre, independiente y acreditada correctamente", dijo Miranda. 

El abogado considera que el gobierno de Daniel Ortega podrá flexibilizar algunos aspectos electorales poco tiempo antes de los comicios, por lo que asegura que la oposición nicaragüense no debe dejar de organizarse.

"Puede que aprieten tanto y ya al borde del precipicio ya suelten algunos aspectos, pero ya sería demasiado tarde", afirmó.