Sept. 7, 2020

“Si La Prensa no existiera, Nicaragua estaría peor”

“Si La Prensa no existiera, Nicaragua estaría peor”

Javier Bermúdez

La Prensa es uno de los medios de comunicación nicaragüenses con más participación histórica en el último siglo. Dos de los eventos más importantes en la historia nacional lo vinculan, y de manera directa debido a lo trascendentales que han sido en el rumbo de Nicaragua. Su historia está llena de enfrentamientos, dictaduras, golpes de estado, escenarios de controversia y desesperación.

En 1926 el Diario La Prensa fue fundado junto con una ola de medios impresos que estaban surgiendo, y a través del tiempo ha logrado consolidarse como uno de los más antiguos y más prestigiosos de Nicaragua. Sin embargo, este prestigio le ha costado hasta sangre.

La primera represalia directa en contra de La Prensa fue en 1944 según narra su director. Jaime Chamorro relata que en ese año, hubo una rebelión ciudadana en contra de Anastasio Somoza García, donde estudiantes se manifestaron fuertemente con el objetivo de sacarlo del poder. La respuesta de Somoza fue cerrar universidades de Managua y Granada, pero también el diario.

“La primera historia que yo recuerdo es cuando en 1944, apenas tenía 10 años yo, hubo un movimiento bien fuerte contra Somoza (García), por la reelección y por poco lo botan del poder, fue algo parecido al 17 de abril, sólo que no fue sangriento, no mató gente, lo único que echó presa gente, cerró las universidades de Granada, de Managua porque los estudiantes fueron clave en eso, entonces en ese momento, Somoza decidió cerrar La Prensa, como venganza” expresa Chamorro.

Durante la dictadura de Anastasio Somoza Debayle la libertad de prensa estaba siendo suprimida en Nicaragua, a tal punto que La Prensa realizaba investigaciones y únicamente las archivaba, dado que era imposible su publicación, sin embargo, debido a la presión ejercida por el presidente de EE.UU., Jimmy Carter, Somoza tuvo que ceder.

Con esto, La Prensa, en ese tiempo, bajo la dirección de Pedro Joaquín Chamorro, comenzó a divulgar todas sus investigaciones guardadas, lo que presuntamente provocó que decidieran asesinarlo.

“El 10 de enero de 1978, a Pedro lo matan, no se sabe quién todavía, no puedo decir quien, pero le echan la culpa a Somoza. No creo, porque él no era bruto, o quien sabe, porque no voy a juzgar a nadie. Ni él ni los sandinistas pudieron averiguar, teniendo los autores materiales. Entonces lo mataron, y le echaron la culpa a Somoza, porque él (Pedro Joaquín) estaba descubriendo toda la corrupción de Nicaragua,” recuerda  don Jaime.

La Prensa es una institución en la historia de Nicaragua

Fabián Medina, jefe de información de La Prensa, lo describe como una institución en la historia de Nicaragua, ya que explica que si el periódico nunca hubiese existido, las condiciones del país fueran peores que las actuales

“La Prensa ha tenido una influencia determinante en el último siglo de Nicaragua. Son 100 años ya de presencia. Si la prensa no hubiera existido, o si pudiéramos regresar al pasado y sustraer el nacimiento de La Prensa en Nicaragua, sería un país distinto, probablemente peor que en el que estamos, sin un periódico como el que ha acompañado durante estos 100 años”, aseguró.

Primera edición de La Prensa después del terremoto de Managua de 1972, cuando sus edificios en el centro capitalino quedaron destruídos. Archivo Primer Orden.

El primer evento en el que el periódico se vio involucrado fue el asesinato de Pedro Joaquín Chamorro, el cual fue detonante de una insurrección armada en contra de la dictadura Somocista, que terminó en su derrocamiento por parte del Frente Sandinista de Liberación Nacional. El segundo, fue la victoria de Violeta Barrios de Chamorro, viuda de Pedro Joaquín.

“El Frente Sandinista, no sé si hubiera triunfado en algún momento, pero no hubiera triunfado tan pronto porque a raíz de la muerte de Pedro Joaquín, que toma notoriedad por La Prensa, por sus posiciones, por lo que representaba; o sea no era un personaje fuera de La Prensa, era el director. Lo asesinan y la gente sale a las calles, insurrecciona y se empiezan a insurreccionar las ciudades.  Otro cambio grande es la presencia de doña Violeta, sin La Prensa, no llega doña Violeta al poder. De doña Violeta fue crucial su llegada y lo que sucedió con ella en el poder a tal punto que ahora todo mundo valora la importancia que tal vez no se le dio en su momento en la transición de un estado de guerra a la paz”, añadió Medina.

La Prensa en la historia reciente, desde abril 2018 hasta la fecha, también ha sufrido embates por parte del régimen Orteguista, sin embargo, Jaime Chamorro señala que continuarán luchando hasta ver una Nicaragua libre.

“Estamos luchando porque Nicaragua vuelva a una democracia, porque Nicaragua vuelva a un estado de derecho, que las discusiones sean válidas, que las elecciones sean verdaderas. Estamos luchando contra la corrupción, estamos luchando por mantener este país progresado. Esperamos ver ese día” finaliza.