Dec. 16, 2020

Senadores de Estados Unidos piden a Sullivan utilizar herramientas diplomáticas contra Ortega

Senadores de Estados Unidos piden a Sullivan utilizar herramientas diplomáticas contra Ortega

Javier Bermúdez

10 senadores estadounidenses dirigieron una carta este martes, al embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan, exhortándolo a utilizar todas las herramientas diplomáticas, con las que se pueda presionar al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo para que garanticen la seguridad de periodistas sociedad civil y opositores a la dictadura.

En la misiva se mencionan eventos recientes de represión contra periodistas, además de la aprobación de leyes restrictivas y de espionaje financiero que afectan tanto a organizaciones como a personas naturales, todo de cara a las elecciones presidenciales que se celebrarían en Nicaragua el próximo año.

«Nos preocupa particularmente que, antes de las elecciones de noviembre de 2021, los legisladores nicaragüenses han comenzado a codificar la censura de prensa y a restringir aún más las actividades de la sociedad civil y grupos de derechos» reza la misiva. 

José Pallais político opositor al Gobierno, considera al respecto, y opina que «el radar de la comunidad internacional sigue activado» y que los crímenes y atropellos que cométanla gobierno contra el pueblo nicaragüense no pasarán por alto, a pesar del cambio de gobierno en el país norteamericano. 

“Ninguno de sus atropellos a la democracia o a la libertad, va a quedar sin escrutinio para la comunidad internacional. Y en especial del legislativo de los Estados Unidos, que tiene una continuidad. No está sujeto a la transición que está viviendo el ejecutivo, donde es también de gran significancia que está carta sea firmada por senadores de ambos partidos, es decir: Unidos los demócratas y republicanos, por la causa; la libertad, la democracia del pueblo de Nicaragua”, expresa Pallais.

En la carta destacan las firmas de senadores como Marco Rubio, Ted Cruz y Robert Méndez, quienes han sido fuertes críticos a las dictaduras latinoamericanas de Nicaragua, Cuba y Venezuela y que han apoyado proyectos de Ley para sancionar a funcionarios acusados de corrupción.