March 1, 2021

Salvadoreños se sobreponen a la covid-19 y votan para favorecer a Bukele

Salvadoreños se sobreponen a la covid-19 y votan para favorecer a Bukele

Más de 2,7 millones de salvadoreños, de 5,3 millones convocados, salieron este domingo ataviados con mascarillas a votar en las elecciones legislativas y municipales de su país para, de acuerdo con los datos preliminares, poner el Congreso bajo el dominio del presidente Nayib Bukele.

Aún sin conocerse los resultados oficiales, el mandatario aseguró en su redes sociales que el partido Nuevas Ideas (NI), dirigido por un primo suyo, obtendría al menos 53 diputados de los 84.

En el Congreso salvadoreño son necesarios 43 votos para tomar decisiones ordinarias y 56 para aprobar deuda externa, elegir jueces de la Corte Suprema y modificar la Constitución.

La mayoría absoluta la conseguiría junto al partido de ultraderecha Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), que lo llevó a la Presidencia.

La afluencia de votantes de estas elecciones superó a las registradas en los comicios de medio término de 2018 y 2015, y quedó por escaso margen por debajo de las presidenciales de 2019.

Tras una jornada marcada por el retraso, la lentitud y algunos episodios de violencia, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) comenzó a recibir los datos de todo el país.

La saturación en la página de divulgación de datos no permitía, al menos hasta cerca de las 23.00 hora local (05.00 GMT), consultar directamente los datos del escrutinio preliminar.

El final de la jornada electoral salvadoreña se vio marcada por el llamado, pese al silencio electoral vigente, de Bukele a los electores para ejecutar lo que llamó "operación remate".

El mandatario pidió a los salvadoreños, horas antes del cierre de los centros de votación, que salieran a votar para "terminar" lo que, a su juicio, comenzó el 9 de febrero de 2019 con su victoria en las elecciones presidenciales.

Al cierre de la jornada, la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) registró 53 denuncias de supuestas agresiones y restricciones contra los comunicadores.

Entre estas se encuentran las atribuidas a la seguridad del presidente Bukele en el momento en que el mandatario votó.

"Elementos de seguridad presidencial agredieron a periodistas de diversos medios de comunicación mientras daban cobertura a la votación del presidente", señaló la APES, que añadió que un periodista incluso fue amenazado con un arma de fuego.