Jan. 10, 2022

Reino Unido y Canadá declaran ilegítima la toma de posesión de Ortega y Murillo

Reino Unido y Canadá declaran ilegítima la toma de posesión de Ortega y Murillo

La Ministra de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Ford y la Ministra de Canadá, Mélanie Joly, realizaron este lunes declaraciones sobre Nicaragua, a pocas horas de la toma de posesión presidencial del 10 de enero de 2022.

Ford dijo que las acciones tomadas por Daniel Ortega y Rosario Murillo para prevenir un proceso de elecciones libres y justas en Nicaragua, denotaron un claro abuso de poder. 

“Las elecciones del 7 de noviembre de 2021 carecieron de credibilidad, con figuras políticas encarceladas, incluidos siete potenciales candidatos presidenciales, y una represión de los derechos y libertades fundamentales”, expresó la ministra.

Por lo cual, considera que la toma de posesión de este lunes, no es un resultado de la voluntad del pueblo nicaragüense, por tanto Reino Unido no participará en la “toma se posesión”. 

“Este incremento del autoritarismo debe terminar. El estado de derecho y los derechos de la población nicaragüense deben ser respetados, y las elecciones libres y justas restauradas”, demandó Ford.

El Reino Unido pide la liberación inmediata e incondicional de todos los prisioneros políticos en Nicaragua, así como la restauración total de sus derechos civiles y políticos. 

“Reiteramos nuestro llamado ante el régimen de Daniel Ortega para que cumpla con sus obligaciones internacionales, cese la represión a la prensa independiente, permita el retorno de los observadores de derechos humanos internacionales y establezca un diálogo nacional significativo”, manifestó la ministra.

Por su parte, Mélanie Joly, aseguró que las elecciones generales del 7 de noviembre del 2021, carecieron de legitimidad democrática al igual que la toma de posesión de este lunes.

“Durante los últimos 4 años, el régimen de Ortega ha desmantelado las instituciones democráticas en Nicaragua. Ha manipulado el proceso electoral para aferrarse al poder arrestando y deteniendo a opositores políticos, reprimiendo a los medios independientes y obligando a exiliarse a periodistas y líderes de la sociedad civil. Como resultado, las elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua carecieron de legitimidad democrática al igual que la toma de posesión que se lleva a cabo hoy”, afirmó Joly.

Por lo tanto, Canadá reiteró su llamado al régimen de Ortega y Murillo de revertir su curso destructivo, buscar una solución pacífica y democrática a la crisis sociopolítica. El cual, considera podría empezar, con la liberación de todos los reos políticos.

“Canadá también hace un llamado al régimen a aceptar la Misión de Buenos Oficios de la Organización de los Estados Americanos (OEA) con el objetivo de fomentar un diálogo nacional que conduzca a la celebración de elecciones anticipadas, bajo observación internacional creíble, que sean libres, justas y transparentes. Asimismo, Canadá hace un llamado al régimen a tomar medidas para adherirse a los principios de la Carta Democrática Interamericana”, reza el comunicado.