Aug. 2, 2022

Organizaciones condenan el asalto a la parroquia de Sébaco

Organizaciones condenan el asalto a la parroquia de Sébaco

Organizaciones opositoras de Nicaragua, condenaron el “asalto a mano armada” por parte de policías en la Iglesia Divina Misericordia en Sébaco, para confiscar sus bienes incluidos los de la Radio católica.

“Expresamos en primer lugar nuestra solidaridad con los párrocos, con todas las personas feligresas y con el pueblo de Nicaragua”, reza el comunicado.

Asimismo, las organizaciones pidieron a la Comunidad Internacional, a los Estados Miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), a las Naciones Unidas (ONU) y a la Unión Europea (UE), al Estado Vaticano, a poner límites a tanto atropello por parte del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo hacia la libertad religiosa, a la libertad de asociación, a los derechos humanos de los nicaragüenses “a quien le ha despojado de la institucionalidad democrática quedando en total desprotección”.

“¿Si ya no hay respeto a las oficinas de la OEA, ni a las casas Curales de la Iglesia, que más espera la Comunidad Internacional para asumir con beligerancia su papel de defender los derechos humanos que son universales? Es el momento en que la Comunidad Internacional debe autoconvocarse y tomar medidas que en realidad pongan un alto a semejante barbarie en nuestro país. El clamor esta noche es “Pueblos del mundo no nos dejen solos”. El silencio y la inacción nos vuelve cómplices”, cuestionaron organizaciones de la oposición.

Cabe señalar, que este lunes 1 de agosto a través de Telcor el régimen ordenó el cierre de todas las radios de la Diócesis de Matagalpa, que dirige monseñor Rolando Álvarez.

Tras notificar el cierre de las emisoras, la Policía llegó a las instalaciones de la Radio Católica de Sébaco para entrar por la fuerza, presuntamente para apoderarse de los equipos del medio. Tumbaron portones y profanaron la capilla Divino Niño Jesús de Praga.

“La policía ha violentado los candados de la capilla para entrar donde están los equipos (de la Radio Católica de Sébaco) para llevárselos”, denunció el padre Uriel Vallejos, director de la emisora, quien se refugió en la casa cural.

Decenas de feligreses llegaron a la parroquia para intentar detener la operación policial. Hubo enfrentamientos que dejaron un número no determinado de heridos y se reportó la detención de un joven identificado como Cristóbal Urbina, miembro de los grupos parroquiales.

La iglesia con la señal de las cámaras de seguridad, transmitió en vivo a través de las redes sociales la ocupación de las instalaciones de la radio. 

Las campanas del templo sonaban sin cesar en señal de alerta. Los antimotines rodearon el templo, destruyeron el circuito de cámaras de seguridad, cortaron la energía eléctrica y finalmente dispersaron a los manifestantes por la fuerza.