July 8, 2021

Organismo internacional de derechos humanos preocupado por salud de presas políticas

Organismo internacional de derechos humanos preocupado por salud de presas políticas

Guadalupe González 

La organización Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras), registra graves violaciones en contra de mujeres presas políticas y expresa su preocupación por la integridad y seguridad de las detenidas y sus familias.

Según el informe del organismo, durante el mes de junio y la primera semana de julio, el gobierno de Daniel Ortega ha detenido arbitrariamente y mantiene privadas de libertad a un “grupo de defensoras de derechos humanos, activistas feministas y lideresas políticas, así como a otras personas críticas con el gobierno o que se postulan como candidatas a las próximas elecciones presidenciales”.  

La organización denunció la irregularidad en los procesos judiciales de las presas políticas, al igual que vulneraciones a sus derechos humanos, como: la negación del derecho a la publicidad de los procesos y la obstaculización del derecho a la defensa.

“Así como la negación del derecho de las personas detenidas a tener visitas de sus familiares y entrevistas con sus abogados y abogadas y no poder constatar su estado de salud e integridad física y emocional. Familiares, abogados y personas defensoras de derechos humanos han solicitado en reiteradas ocasiones información al respecto, tanto a la Policía Nacional como al Poder Judicial, y las respuestas son negativas”, especifica el informe. 

IM-Defensoras, indica que se han realizado un aproximado de 540 agresiones contra las defensoras de derechos humanos y activistas, tan solo en el primer trimestre del año.

Hay quienes “cuentan con medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y medidas provisionales emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Estas agresiones incluyen actos de vigilancia y hostigamiento, vulneraciones a la libertad de expresión, reunión y movimiento, amenazas y persecución. 

Como principales responsables de estas agresiones se han identificado a policías, agentes de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP) y personas armadas de civil”, reza el informe.

La organización, demanda a respetar los derechos y garantías constitucionales, al debido proceso, a la presunción de inocencia y al derecho a la defensa. “Así como a su derecho a la libertad inmediata. En este contexto instamos a la comunidad internacional a mantenerse vigilante sobre la difícil situación de defensoras de derechos humanos en Nicaragua”, concluye.