May 12, 2022

OEA convoca a sesión extraordinaria para abordar ocupación de sus oficinas en Nicaragua

OEA convoca a sesión extraordinaria para abordar ocupación de sus oficinas en Nicaragua

La presidenta del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), embajadora Elizabeth Darius-Clarke, convocó a una sesión extraordinaria este próximo viernes 13 de mayo a las 2:30pm, para abordar el tema de la toma de las oficinas de la organización en Managua el pasado 24 de abril.

La sesión extraordinaria fue solicitada el 10 de mayo de 2022, por las Misiones Permanentes de Antigua y Barbuda, Brasil, Canadá, Estados Unidos y Grenada y se llevará a cabo de forma presencial en el Salón de las Américas, aunque habrá la posibilidad de participar virtualmente con arreglo a las “Recomendaciones sobre procedimientos para las sesiones presenciales con participación virtual del Consejo Permanente”, añade el comunicado.

El pasado 24 de abril de 2022, el régimen de Ortega oficializó su salida de la OEA, anunciando el retiro de sus embajadores y expulsando al organismo de Nicaragua.

“Ratificamos nuestra invariable decisión de abandonar la OEA, según lo expresado el día 19 de noviembre del 2021, y al confirmar nuestra denuncia y renuncia irrevocables, ante esta calamitosa, truculenta y mentirosa dependencia del Departamento de Estado del imperialismo yanqui”, dijo el canciller Dennis Moncada Colindres al leer un comunicado.

Lea más: Almagro denuncia confiscación de oficinas de la OEA

La vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo, anunció el pasado 25 de abril, que las instalaciones de la OEA pasarían a nombre del Estado, para la construcción del “Museo de la Infamia”. Ante esta acción, el organismo se pronunció criticando la violación de la inmunidad diplomática.

"La procuraduría general de la república que informa que el bien inmueble que ocupaba las oficinas de la deplorable OEA, la despreciable OEA, ha sido objeto de declaratoria de utilidad pública y pasará al estado de Nicaragua" anunció Murillo.

Por tanto, OEA calificó como “una violación de las más elementales normas internacionales”, la toma de sus oficinas en Managua, por parte de la administración nicaragüense. 

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, denunció que el régimen de Ortega había violado todas las cartas de la organización y los acuerdos de inmunidades y privilegios con la ocupación ilegal de las oficinas del organismo en Managua.