April 25, 2022

OEA califica de violación a las normas internacionales la toma de sus oficinas en Nicaragua

OEA califica de violación a las normas internacionales la toma de sus oficinas en Nicaragua

La Organización de Estados Americanos (OEA), calificó como “una violación de las más elementales normas internacionales”, la toma de sus oficinas en Managua, por parte del régimen de Daniel Ortega. 

Este domingo 24 de abril, el régimen de Ortega oficializó su salida de la OEA, anunciando el retiro de sus embajadores y expulsando al organismo de Nicaragua.

“Ratificamos nuestra invariable decisión de abandonar la OEA, según lo expresado el día 19 de noviembre del 2021, y al confirmar nuestra denuncia y renuncia irrevocables, ante esta calamitosa, truculenta y mentirosa dependencia del Departamento de Estado del imperialismo yanqui”, dijo el canciller Dennis Moncada Colindres al leer un comunicado.

Moncada expresó que a partir de la fecha dejaban de formar parte de todos los “engañosos mecanismos de este engendro, llámense Consejo Permanente, llámense Comisiones, llámense Reuniones, llámense Cumbre de las Américas”.

Además, informó que procedieron a retirar las credenciales de los recién nombrados embajadores de Nicaragua ante la OEA.

“Retiramos las credenciales de nuestros Representantes, los compañeros Orlando Tardencilla, Iván Lara y Michael Campbell. No tendremos presencia en ninguna de las Instancias de ese diabólico instrumento del mal llamada OEA, plagada de insultos, ofensas, indignidades, calamidades y agresiones que no reflejan en ningún momento o circunstancia, los valores e intereses nacionales de honor, gloria y victorias”, detalló Moncada Colindres.

OEA responde a la ocupación de las oficinas

La OEA manifestó que la denuncia del régimen solo entrará en vigor a fines del año 2023.

“Sujeta a que para entonces este país haya cumplido con todas las obligaciones que el Sistema Interamericano le impone a todos sus miembros, en el respeto y cumplimiento de sus fines y propósitos”, reza el comunicado.

Por tanto, Nicaragua sigue siendo un miembro   pleno de la Organización y deberá cumplir con todos sus compromisos. Además, la organización mencionó el artículo 33 de la Carta de la OEA garantiza la inmunidad de sus actividades en los países miembros.

La OEA exigió a Nicaragua el respeto a las obligaciones que hoy rigen su relación con la OEA y con toda organización internacional de la cual el país centroamericano es parte.

“Sus oficinas, archivos y documentos gozan de la más absoluta inviolabilidad. Su violación por las autoridades nicaragüenses les hace internacionalmente responsables por sus consecuencias”, denunció el organismo.