Nov. 7, 2022

Nicaragua ha visto el deterioro de su calidad de vida desde 2018

Nicaragua ha visto el deterioro de su calidad de vida desde 2018

El Centro de Estudios Transdisciplinarios de Centroamérica (CETCAM) en el estudio titulada “El incierto bienestar. Ciclo económico y calidad de vida en Nicaragua. 2018–2021”, analiza los factores económicos que afectan las condiciones materiales de las y los nicaragüenses, poniendo en perspectiva el desmejoramiento de una serie de variables e indicadores asociados con la calidad de vida.

Según el informe, la contracción y recesión de la economía nicaragüense en el período 2018–2021 obedeció a causas externas, como reacción a la crisis sociopolítica del país que perturbó la actividad económica general y sectorial.

Leer además: Nicaragüenses en Costa Rica marchan contra la farsa electoral

La crisis económica estuvo determinada por factores de desconfianza, incertidumbre e inseguridad. Se trataba de una crisis cuyas causas no eran económicas, sino sociopolíticas, lo cual es un caso atípico en la literatura económica pero común en la realidad latinoamericana”, se detalla.

De acuerdo con CETCAM la línea de tiempo de la recesión económica, está marcada por tres momentos importantes: 1) la explosión social de abril 2018; 2) la reforma tributaria y pensiones; y, 3) la emergencia sanitaria por el Covid-19 sumado al paso de los huracanes Eta e Iota por el país.

CETCAM considera que factores como los niveles de corrupción y el deterioro del clima de paz social son antagónicos al desarrollo y al progreso de una nación. Nicaragua destaca “como el país más corrupto de Centroamérica y el segundo más corrupto de América Latina; además, de acuerdo con Índice de Paz Global, se encuentra entre los 30 países menos pacíficos”.

Leer además: CIDH expresa preocupación en vísperas de las elecciones municipales

El alto costo de vivir: se paga más y se gana igual

El informe describe que el incremento sostenido del costo total de la canasta básica de 53 productos es uno de los factores que ha erosionado el poder adquisitivo de los nicaragüenses y, esto “evidencia inequívocamente el encarecimiento del coste del nivel de vida”.

A su vez explica que el costo de la canasta básica ha estado por encima del nivel de salarios promedio a nivel nacional. “A 2021, el costo de los productos básicos supera en prácticamente C$ 4,300 córdobas, el nivel de salario promedio nominal para el empleo formal, y en C$5,436.5 (casi US$153.00) al salario mínimo más alto”.

“El encarecimiento del costo del nivel de vida ha sido efecto directo de las alzas continuas en los precios de los combustibles, perjudicando al aparato productivo al ser un insumo fundamental para la actividad económica general”, detalla.

El informe de CETCAM concluye afirmando que “el deterioro de las condiciones de vida de las personas nicaragüenses explica muy bien que la emigración forzada (política y económica) vaya in crescendo en los últimos años”.