Oct. 10, 2020

Naufragio de embarcación con cianuro y mercurio en el Cocibolca representa amenaza ambiental

Naufragio de embarcación con cianuro y mercurio en el Cocibolca representa amenaza ambiental

Javier Bermúdez

Una embarcación que transportaba entre 10 y 25 quintales de cianuro y mercurio naufragó el domingo en el Lago Cocibolca. Según información de la Fundación del Río, se conoce que “se movía de contrabando desde Costa Rica para abastecer a los molinos artesanales de minería ilegal de oro en el sureste de Nicaragua.”

El naufragio de la embarcación con el cianuro ocurrió a 4 millas náuticas del municipio de San Carlos, Río San Juan, exactamente al norte de las pequeñas islas de las Balsillas frente a las costas de Morrillo. 

Durante el accidente, falleció una persona y otra se encuentra desaparecida. “El capitán de la embarcación Dionisio Álvarez logró salir con vida, Yabrán Francisco Aburto Díaz fue encontrado sin vida, mientras que Juan López Báez aún se encuentra desaparecido”, se lee en la denuncia.

La Fundación del Río informó que las instituciones nicaragüenses no se han pronunciado sobre la contaminación que produce el cianuro en el Lago.

“Todavía las autoridades no han alertado sobre el tema a pesar de que sabemos que ha habido una comisión interinstitucional en San Carlos que están determinando la situación de emergencia que ocurre y de contaminación en el lago. Todavía no tenemos información de las acciones que están desarrollando las instituciones del Estado” expresó Amaru Ruiz, director de la Fundación del Río.

La Fundación se encuentra preocupada porque la contaminación podría extenderse a la población, ya que los peces del lago podrían nada entre las aguas polucionadas y convertirse en alimentos por la pesca, pero también porque las aguas de este lago sirven para agua potable.

“Eso pone en peligro la calidad de las aguas del Cocibolca, sobre todo en el zona de contaminación. Recordemos que estas aguas sirven para los sistemas de abastecimiento de aguas potables de las principales ciudades que están a la orilla de la costa y también tiene repercusión en la fauna acuática, sobre todo en los peces que son los que guardan en sus tejidos estos contaminantes y que luego la población a través de la pesca artesanal y comercial consume, y eso pone en peligro a la población de las comunidades aledañas”, consideró Ruiz.