Jan. 9, 2021

Movimiento Feminista la Corriente lanza campaña «Se lo que quiero para Nicaragua»

Movimiento Feminista la Corriente lanza campaña «Se lo que quiero para Nicaragua»

José Cardoza

El Movimiento Feminista La Corriente, que forma parte del Movimiento Feminista de Nicaragua,  lanzó la campaña «Sé lo que quiero para Nicaragua», cuyo mensaje fundamental es un llamado a la población a la construcción de nuevos paradigmas y a superar lo que denominan, rasgos negativos de la cultura nicaraguense.

La socióloga María Teresa Blandón, integrante del Movimiento Feminista La Corriente, aseguró en la campaña de lanzamiento, que esta campaña fue motivada en primer lugar, disputar los significados de conflictos y superar las ideas conservadoras.

Le puede interesar: Nicaragua cerró 2020 como uno de los años más violentos e inseguros

«Siempre va a haber una tensión entre las ideas conservadoras que propugnan por sostener el status quo y siempre van a haber voces que propugnan cambios. Esas tensiones se resuelven en el ámbito discursivo, es decir en la construcción de nuevos discursos y nuevas narrativas. Esta campaña implica eso y una crítica a la clase política», dijo Blandón.

María Teresa Blandón, socióloga e integrante del Movimiento Feminista La Corriente / Fotografía: José Cardoza

La socióloga detalló que la campaña contempla una crítica a la clase política actual (gobierno y oposición), relacionada al arrastre de viejas costumbres, marcadas por la jerarquización que crea núcleos cerrados.

«Plantea una crítica a cómo se ha ido construyendo esta sociedad, que aún conserva un orden jerárquico que va a privilegiar siempre a los grupos que tienen mayor poder. Por eso las estructuras jerarquizadas rechazan rotundamente la horizontalidad de las relaciones. Los poderes jerárquicos construyen núcleos cerrados de poder y en esos, no entran el resto. Los demás están llamados a obedecer. Esta jerarquía admite unas enormes brechas de desigualdad entre ricos y pobres», expuso.

Blandón aseguró que aún en la oposición existen personas que desean censurar a las organizaciones feministas y de la diversidad sexual.

«Cuando nosotros oímos a los Azul y Blanco (viejos y jovenes), decir que las femnistas no tenemos cabida porque defendemos el aborto, lo que estan tratando de imponer es un pensamiento, una moral, una forma de ver la vida y están queriendo silenciarnos. Están queriendo desaparecernos del espacio público», añadió Blandón.