Jan. 11, 2021

Malaria incrementó en 237% antes de los huracanes en Nicaragua

Malaria incrementó en 237% antes de los huracanes en Nicaragua

José Cardoza

El último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud (MINSA), es una alerta por la situación de la transmisión de enfermedades vectoriales en Nicaragua.  El boletín detalla que el dengue tuvo una reducción de -88%, mientras que la Malaria registró un incremento de 227% en el número de casos.

El boletín epidemiológico del Minsa, detalla que en 2019 se registraron 10,596 casos confirmados de dengue y en 2020, 1,244. No obstante, omite la cantidad de casos sospechosos, dato que es tomado en cuenta por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para estudiar la transmisión real de las enfermedades vectoriales.

Según la OPS, el año pasado se registraron 52,675 casos sospechosos de dengue en el país centroamericano, y en 2020 fueron 186,173 casos sospechosos registrados en 2019. 

Pese a la reducción de casos de dengue, la tasa sigue siendo elevada en comparación con otros países de América. El doctor Hernández, durante una conferencia de prensa del Comité Científico Multidisciplinario, organización de la que forma parte, señaló que es extraño que Nicaragua posea una alta tasa de casos de la enfermedad cuando se destinan grandes recursos para combatirla.

«Nicaragua, que es el país que supuestamente tiene el mayor gasto per cápita en control de vectores, sobre todo del dengue. Aquí viene una de las preguntas: ¿Si todos los demás países logran niveles de control y están por debajo del promedio regional, por qué Nicaragua lleva cinco años siendo el país que más casos tiene?», sostuvo el doctor Hernández.

Malaria incrementó en 2020

En el caso de la Malaria, según datos del Ministerio de Salud, de 13 mil 74 casos registrados en 2019, se elevó a 31 mil 4 en 2020, es decir, un incremento de 237%

A simple vista, podría parecer que en 2020 los casos de malaria incrementaron por el impacto de los huracanes Eta e Iota en el Caribe nicaragüense, sin embargo, Según los datos oficiales del Minsa, los casos de la enfermedad aumentaron antes de la llegada de los meteoros al país, alcanzando entre la semana 40 y 45 hasta 670 casos semanales de la enfermedad.

En la semana 46, tras el paso de Iota, los casos de Malaria se redujeron de 670 a 481, según datos epidemiológicos del Minsa.

«Estamos viendo que tras los dos huracanes, no hay una efecto al menos hasta el momento. No quiere decir que no se de, considerando todo el proceso de incubación que puede ser un mes. Los mayores incrementos se dan en las semanas de abril, cuando iniciaba la ola de Covid-19. El incremento de malaria hay que buscarlo en otros lados y no en los huracanes», detalló Hernández.

En relación a las estrategias para combatir la transmisión de esta enfermedad, los datos oficiales demuestran que ha incrementado la resistencia de los mosquitos a los plaguicidas. Por esta razón, las autoridades han implementado la entrega de mosquiteros con químicos para disminuir la enfermedad.

«Esta situación preocupa mucho porque es muy acelerado el crecimiento de la entrega de mosquiteros, es decir, que hay una asignación significativa de recursos para la malaria. Habría que evaluar eso», dijo Hernández en relación al creciente número de casos de la enfermedad y de recursos para enfrentarla.

Locución: Dayton Hernández

Infografías: Comité Científico Multidisciplinario

Fotografía: Cortesía