April 23, 2021

La cumbre de Biden impulsa un mundo con cero emisiones netas para 2050

La cumbre de Biden impulsa un mundo con cero emisiones netas para 2050

Estados Unidos, Brasil, Japón y Corea del Sur anunciaron este jueves nuevas metas para recortar sus emisiones y alcanzar la neutralidad climática en 2050, un objetivo que también ha asumido la Unión Europea (UE) y al que han prometido acercarse otras potencias, como China y Rusia.

El presidente estadounidense, Joe Biden, intentó retomar el papel de líder de Estados Unidos en la lucha contra la crisis climática tres meses después de reintegrar a su país en el Acuerdo de París, al organizar una conferencia virtual en la que participan este jueves y viernes unos 40 dirigentes de todo el mundo.

"Estados Unidos emprende un camino para recortar a la mitad los gases con efecto invernadero para el fin de esta década (...), para convertirnos en una economía con cero emisiones netas para no más tarde de 2050", dijo Biden al comienzo de la Cumbre de Líderes sobre el Clima.

Biden se comprometió a duplicar para 2024 los fondos que dedica anualmente a financiar iniciativas verdes en países en desarrollo, algo que puede "evitar los costos de desastres y conflictos"

Ese nuevo compromiso de Estados Unidos, que consiste en recortar sus emisiones entre el 50% y el 52% para 2030 respecto a los niveles de 2005, supone el doble de su objetivo inicial bajo el Acuerdo de París.

Se trata de una meta un poco menos ambiciosa que la que ha asumido la UE, que planea un recorte de emisiones de al menos el 55% para el fin de esta década, pero su compromiso de alcanzar la neutralidad de carbono para 2050 es idéntico al del bloque europeo.

Además, Biden se comprometió a duplicar para 2024 los fondos que dedica anualmente a financiar iniciativas verdes en países en desarrollo, algo que puede "evitar los costos de desastres y conflictos", aseguró.

Los anuncios de Estados Unidos buscaban espolear más acciones de cara a la cumbre COP26 de noviembre en Glasgow (Escocia), y fueron bienvenidos por muchos de los líderes participantes, tras cuatro años de hostilidad a la agenda climática bajo el Gobierno de Donald Trump.

"Estoy encantada de ver que Estados Unidos ha vuelto a trabajar con nosotros en políticas sobre el clima", celebró la canciller alemana, Angela Merkel.

La cumbre supuso además un raro espacio de cooperación entre Estados Unidos y sus dos grandes adversarios, China y Rusia, con los que las relaciones se han deteriorado tras la llegada de Biden al poder y cuyos presidentes, Xi Jinping y Vladímir Putin, participaron en la primera jornada de la cumbre.

EFE