Nov. 23, 2020

Instituciones deberían trabajar con la sociedad civil en casos de emergencia

Instituciones deberían trabajar con la sociedad civil en casos de emergencia

Guadalupe González

Con el paso del huracán Iota y Eta en Nicaragua, se acentúan las evidencias de que el gobierno de Daniel Ortega, continúa violando los Derechos Humanos de los nicaragüenses, ya que impide que organizaciones de la sociedad civil lleven ayuda a los damnificados, considera Wendy Flores, abogada y coordinadora del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

Flores, expresó que este tipo de desastres no se puede prevenir, pero aplicar ciertas medidas para evitar que ocurran muertes. 

Leer más: ¿Por qué no hay recursos para atender emergencias en Nicaragua?

“Si hay albergues donde pueden ser trasladadas toda la población en la zona donde podrían impactar estos huracanes, recordemos que Nicaragua ha sido impactada por dos huracanes Iota y Eta, ambos impactaron en la zona Caribe de nuestro país y han causado estragos muy fuertes, dañando casas, causando inundaciones y deslaves en algunas zonas”, refirió Flores.

Flores, dijo que han recibido testimonios de personas de comunidades alejadas que no recibieron información de cuando iba a ingresar los huracanes Iota y Eta.

“El hecho que instituciones como el Ejército, el Sinapred deberían estar articuladas con la sociedad, pero eso no se ve, lo que vemos es que se mantiene como persecución, ya que la sociedad nicaragüense ha sido como una amenaza para el gobierno”, manifestó la abogada.

Gobierno politiza ayuda

Flores, señaló que el gobierno de Ortega ha politizado las acciones de apoyo como la entrega de los alimentos o las atenciones médicas,  ya que se ha visto expresado con las camionetas que portan la bandera del partido del Frente Sandinista, lo cual no debería suceder.

“No deberían estar politizando todo lo que tiene que ver con el apoyo a unas comunidades y a las zonas afectadas que han sido golpeada fuertemente por el impacto de Iota y Eta, lo que tiene un impacto psicológico, ya que vivir estos estragos afecta emocionalmente a las personas, porque pierden todo sus bienes así como familiares”, explicó Flores.

Instituciones no realizaron las evacuaciones correspondientes

La abogada de Derechos Humanos, afirmó que las instituciones  dedicadas a la atención de desastres naturales debieron realizar las evacuaciones correspondientes, para reubicar a las familias que estaban en riesgo.

“Una responsabilidad principal es la del Estado, después vienen las decisiones individuales de las personas, si se realiza un proceso ordenado de evacuación con información (…) el problema es que nos encontramos con una total desinformación y una limitación al ejercicio de los periodistas independientes que puedan dar otro tipo de información que el gobierno se está guardando, por lo cual es importante que en un país se respete la libertad de prensa y libertad de opinión”, concluyó Flores.