Aug. 18, 2020

¿INSS podría invertir en vacunas contra el Covid-19?

¿INSS podría invertir en vacunas contra el Covid-19?

José Cardoza

Representantes del gobierno de Daniel Ortega y la industria farmacéutica rusa intercambiaron el pasado 13 de agosto, sobre la posibilidad de producir en Nicaragua la vacuna rusa contra el Covid-19.

La representación nicaragüense estuvo encabezada por el hijo de la pareja presidencial y asesor para la Cooperación Internacional, el sancionado Laureano Ortega Murillo, la Ministra de Salud Martha Reyes y el presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, Roberto López. La presencia de este último funcionario, levanta dudas y preguntas sobre la posible incidencia e inversión del INSS en la adquisición de vacunas.

Escuchá nuestro podcast diario de noticias:

La exministra de salud, Dora María Téllez, considera que es probable que el gobierno desee adquirir la vacuna rusa, pero para adquirirlas, o producirlas en suelo nicaragüense, se necesita un capital de inversión.

Es muy probable que el gobierno quiera comprar algunas dosis de la vacuna rusa, pero para eso necesita dinero o un crédito ruso. Pero Rusia es un país gigantesco (...) de manera que en primer lugar, obviamente los rusos van a priorizar su condición, aseguró la exministra.

Sin embargo, el gobierno de Ortega insiste en que la vacuna rusa contra el Covid-19 se producirá en la planta Mechnikov, inaugurada el 22 de agosto del 2016 y en cuya inversión, se vio involucrado el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social Inss, invirtiendo casi el 34%.

Aunque la planta está concluida, no opera, mientras Rusia y el INSS continuaron invirtiendo en el proyecto.

¿Podría el INSS financiar las vacunas?

Según el documento de Lineamientos de Política para la Formulación del Proyecto del Presupuesto General de la República 2021, se observa una indetenible pérdida de afiliados al Inss y solo en los primeros cinco meses del presente año, han dejado de cotizar 18,380 personas.

El experto en seguridad social, Roger Murillo, explicó a Noticiero Primer Orden, que en este contexto, el INSS no podría financiar la adquisición de vacunas, considerando que de acuerdo a documentos oficiales, la institución paga mensualmente casi 40 millones de dólares en concepto de pensión. Murillo añadió que lo que está visualizando el gobierno es lograr obtener recursos para el INSS con la venta de vacunas.

La situación del seguro social ahorita es crítica, tiene un déficit financiero que lo está agobiando. Yo creo que lo que está haciendo el gobierno, (...) lo miro como un negocio emergente. Lo llamo negocio emergente porque hay la posibilidad de hacerse de alguna plata, explicó el experto.

Recursos para vacunas podrían provenir de recaudaciones

¿Pero de dónde podría obtener recursos el gobierno de Daniel Ortega para la compra de vacunas? El experto en salud pública, Alejandro Lagos, considera que el capital de inversión para cumplir el objetivo de producir vacunas y venderlas, pueda surgir de la venta de pruebas de coronavirus, por las que se cobra $150 dólares, por la vacuna de la fiebre amarilla en $30 dólares y por la privatización de todos los servicios de salud. Sin embargo, considera que esto no dará ningún resultado, puesto que la OPS podría adquirir cualquier vacuna y distribuirla.

Nosotros sabemos que hay una iniciativa de $150 por prueba de PCR para quienes deseen entrar o salir. Yo no le encuentro otra modalidad, a menos que empiecen a privatizar todos los servicios de salud, como lo hicieron en el tiempo de Arnoldo Alemán, dijo Lagos.

Sin embargo, el salubrista expresa que esta estrategia podría no darle resultados al gobierno, debido a que la vacuna que salga más rápido, podría ser comprada y distribuida gratuitamente por la Organización Panamericana de la Salud, OPS.

En Nicaragua no hay capacidad para producir vacunas

El epidemiólogo Leonel Arguello, también es de la opinión que Nicaragua no está en capacidad de producir ninguna vacuna ya que no se ha invertido adecuadamente en ciencia.

Aquí tenés muy pocos virólogos en el Ministerio de Salud, no creo que no son ni cinco. Entonces no tenemos la capacidad técnica o científica, a menos que se traiga gente del exterior, aseguró Arguello.

El especialista en seguridad social, Roger Murillo coincide con Argüello en que Nicaragua no cuenta con la capacidad mínima.

Con este laboratorio (Mechnikov), no tenemos capacidad para producir ninguna vacuna. Estan luchando los grandes científicos y nosotros, ¿qué capacidad tenemos?, cuestionó Murillo.

De tal forma, que la producción de vacunas, podría ser otro de los proyectos del gobierno de Daniel Ortega que han quedado solo en papel, como el Canal Interoceánico, la refinería, el parque de las piedrecitas, entre otros.