May 10, 2022

INCAE asegura que Nicaragua tiene una economía debilitada

INCAE asegura que Nicaragua tiene una economía debilitada

Nicaragua tiene una economía debilitada, pero resiliente, según un informe del INCAE Business School, en el que explica las complicaciones económicas para Nicaragua, debido a la invasión Rusia a Ucrania, iniciada el pasado 24 de febrero de 2022.

Según el informe, en Nicaragua el Producto Interno Bruto (PIB) real, aumentó en 2021 resultado del “rebote” económico tras la pandemia, fomentado por el aumento de la demanda interna y externa.

El cual también está asociada a las exportaciones millonarias de mercancías y zonas francas el cual tuvo un aumento significativo en 2021.

Le puede interesar: Mossi sugirió a la oposición nicaragüense recurrir a instancias de Derechos Humanos

Asimismo, INCAE explica que, aunque en 2020 la balanza de pagos había registrado un superávit equivalente al 3.9% del PIB. En 2021 la balanza de pagos presentó un déficit de 316.6 millones de dólares, equivalente al 2.3% del PIB.

“Esto debido a un déficit de la balanza comercial de bienes y servicios de $1688.9 millones, asociado al rebote económico y la recuperación de la demanda interna”, precisa el informe.

Añade que este “rebote económico” está asociado también a un aumento a las importaciones y en parte compensado por la entrada de flujos de capital, tales como: donaciones al Gobierno Central, préstamos al gobierno central para programas de inversión pública, inversión Extranjera Directa en aumento y continúa el aumento de las remesas.

Volatilidad de los precios

Además, detalla que se observa una aceleración brusca de los precios al consumidor, la cual se ha acelerado en los primeros meses del 2022, debido a varios factores, entre estos la Política monetaria laxa durante la pandemia, interrupciones en las cadenas de suministro provocadas por la pandemia y la incertidumbre e interrupciones en las cadenas de suministro originadas por la guerra.

“Que impacta las cadenas de valor. Las grandes industrias en Nicaragua se ven directamente afectadas por el aumento de precios de bienes intermedios y de bienes de capital. Según estimaciones del BCN el precio de las importaciones aumentó en promedio 11.7%, reza el informe.

Aumento del costo de los combustibles

El informe, señala que el diésel, combustible de mayor consumo en el país, ha aumentado en 45.24% en un año. No obstante, el costo de la tarifa eléctrica, aunque es elevado en comparación con el resto de la región, “se ha mantenido constante”.

En cuanto a los fertilizantes, añade que “agricultores que producen maíz y hortalizas se enfrentarán a graves dificultades produciendo con poco o sin fertilizantes. Algunos de los principales productos de exportación como el café, la caña de azúcar y el arroz, son altamente dependientes de los fertilizantes”, refiere.

Nicaragua, una economía debilitada

El INCAE, aseguró en el informe que el pais tiene una economía debilitada, por la recesión por crisis sociopolítica a partir del 2018, impactos del COVID-19 en cadenas de suministros y precios del flete; disminución importante del turismo desde el 2018.

“Según la OIT, en 2019, los servicios representaban alrededor del 55,6% del total del valor agregado en la economía. Del área de los servicios, el sector comercio, restaurantes y hoteles ocupaba 27.3% del total de ocupados a nivel nacional, dos huracanes en 2020: Eta e Iota, impactos económicos de la invasión rusa en Ucrania”, indicó el informe.

Al mismo tiempo, afirmaron que, desde antes del 2018, las reformas fiscales han permitido mantener un déficit fiscal modesto a pesar de gastos asociados al Covid-19 y al Programa de Inversión Pública (PIP)., así como la IED (principalmente en energía, minas y telecomunicaciones) y las remesas (de EEUU y de España) han contribuido a la demanda interna.

“La exportación, particularmente de manufactura, ha sido muy importante en el rebote económico (rol de las zonas francas), leves medidas de aislamiento durante la pandemia evitando afectaciones a la economía y estabilidad del mercado cambiario”, concluye el informe.

De acuerdo al informe, el Fondo Monetarios Internacional, prevé un crecimiento para Nicaragua de 3.8% 2.2% y el Banco Mundial prevé un crecimiento de 3.0% 2.5%.