Oct. 14, 2021

Familiares de reos políticos denuncian violaciones de derechos humanos y torturas

Familiares de reos políticos denuncian violaciones de derechos humanos y torturas

Familiares de presos políticos denunciaron las violaciones a derechos humanos, malos tratos y torturas a las que están siendo sometidos los reos de conciencia en el Chipote.

La Dirección de Auxilio Judicial, conocida como “El Chipote”, permitió una segunda visita de familiares a los 37 presos políticos 41 días después de la primera visita del pasado 31 de agosto.

Según el comunicado leído por Pinita Guardián, progenitora de Ana Margarita Vijil, pudieron visitar a sus familiares por segunda vez entre el 11 y el 13 de octubre, en condiciones “restrictivas y arbitrarias”.

“Las visitas periódicas y frecuentes de familiares a personas detenidas son un derecho humano reconocido por las leyes de nuestro país y demandamos que se nos permita visitar a nuestros familiares según lo establecido en las audiencias iniciales del poder judicial”, dijo Guardián.

Agregó que siguen en indefensión absoluta ya que sus causas no aparecen reflejadas en el sistema del Poder Judicial, con el objetivo de “invisibilizarles y mantener su indefensión”.

“Aún no se les ha permitido reunirse con sus defensas técnicas, contrario a lo que dictaron los jueces en las audiencias iniciales. Todas las peticiones presentadas por sus abogados son denegadas o no resueltas. No se ha respetado el debido proceso. Se continúan practicando interrogatorios en ausencia de sus abogados”, expresó.

Condiciones actuales de salud y carcelarias de los reos

Al mismo tiempo, manifestó que el deterioro físico continúa y en la mayoría de los casos siguen perdiendo peso y sufriendo de debilidad extrema consecuencia de una mala nutrición.

“Particularmente preocupante son casos como el de José Pallais quien ha perdido 50 libras y José Adán Aguerri que tiene 30 libras menos. Continúan pálidos, muchos no tienen acceso al sol y otros solamente una vez por semana”, precisó.
  
Guardián indicó que sus celdas permanecen custodiadas, impidiéndoles a través de amenazas la comunicación con otras personas y en otros casos están confinados en celdas solitarias. 

“Cabe destacar aquí el aislamiento total y permanente en que continúa Tamara Dávila, lo que causa alarma y preocupación y cuya situación es similar a la de las 28 personas presas políticas que se encuentran en condiciones de aislamiento en cárceles de máxima seguridad en el sistema penitenciario nacional”, aseguró.

Los familiares demandan la liberación inmediata de todos los presos políticos y el respeto a las visitas semanales orientadas por el poder judicial en condiciones de privacidad.

“El establecimiento de mecanismos adecuados según el Código de la Niñez y la Adolescencia para garantizar la comunicación entre nuestros familiares y sus hijas e hijos menores de edad. En los casos de adultos de la tercera edad solicitamos se respete la Ley del Adulto Mayor y mientras se autorice la plena libertad, se cambie a la brevedad la modalidad de prisión preventiva por el arresto domiciliar”, demandan.