Sept. 30, 2020

Empresas de transporte terrestre urgen reinicio de operaciones

Empresas de transporte terrestre urgen reinicio de operaciones

José Cardoza

El transporte terrestre turístico entre Nicaragua y Costa Rica continúa suspendido debido a la pandemia. Únicamente se permite el ingreso de transporte comercial y de carga,  situación es calificada por empresarios del sector transporte nicaragüense como «dura e inesperada».

Enrique Quiñónez Tuckler, presidente de la Cámara de Transporte Turístico de Nicaragua, asociada al Consejo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), dijo a PRIMER ORDEN que las empresas de transporte terrestre internacional, atraviesan una crisis que ha llevado a despedir personal y buscar cómo negociar con los bancos.

Leer también: Economía será afectada por Ley de Agentes Extranjeros

«El transporte terrestre está en estos momentos paralizado. Llevamos ya alrededor de 6 meses que lógicamente ha impactado en cada una de las empresas. Hemos tenido que tomar medidas que van desde prescindir de contratos y despedir personal», refirió Quiñónez.  

Agregó que además, se han visto afectadas las personas que trabajaban en los diferentes consulados. 

No hay fecha de reapertura

El empresario y dueño de Nicabus, aseguró que no hay indicios de que se pueda retomar el transporte turístico entre Nicaragua y Costa Rica, debido a la negativa de la nación vecina del sur, de abrir sus fronteras con fines turísticos.

Escuchá nuestro podcast diario:

«En el caso de Nicabus, tenemos nuestros buses parqueados en la terminal y eso ha llevado a negociar con los bancos acerca de la situación que están atravesando las empresas que ni siquiera se puede abonar intereses porque desafortunadamente no se está trabajando, ni siquiera en lo más mínimo», enfatizó. 

Quiñonez afirmó, que las empresas de transporte terrestre han enviado cartas a los países de Centroamérica, solicitando la reapertura de operaciones y garantizandoles que se tomaran las medidas sanitarias necesarias, no solo de los clientes, sino también del personal que labora en cada una de las empresas. 

«Presentamos cartas ante el presidente de la república de Costa Rica (...), donde exponemos un pliego con las medidas que podríamos tomar», dijo Quiñonez, quien además lamentó no haber recibido respuesta.