June 13, 2022

EE.UU impuso restricción de visas a 93 funcionarios del régimen de Daniel Ortega

EE.UU impuso restricción de visas a 93 funcionarios del régimen de Daniel Ortega

El gobierno de Estados Unidos, impuso restricciones de visas a 93 funcionarios del régimen de Daniel Ortega por socavar la democracia de Nicaragua, entre estos jueces, fiscales, miembros de la Asamblea Nacional y Ministerio del interior.

“Estados Unidos sigue profundamente preocupado por las detenciones injustas de presos políticos por parte del régimen Ortega-Murillo y los continuos abusos contra miembros de la sociedad civil. Seguimos comprometidos a aplicar una gama de herramientas diplomáticas y económicas para apoyar la restauración de la democracia y el respeto de los derechos humanos en Nicaragua”, reza el comunicado emitido por el secretario de Estado, Antony J. Blinken.

De acuerdo al documento, los jueces y fiscales aliados con el régimen comparten la complicidad para socavar la democracia a través de su participación en los juicios y condenas de líderes de la oposición, defensores de los derechos humanos, líderes del sector privado y defensores de los estudiantes.

Le puede interesar: Costa Rica "toma nota" sobre entrada de tropas rusas a Nicaragua

Blinken afirmó que los diputados sandinistas de la Asamblea Nacional y los funcionarios del Ministerio del Interior permitieron que el régimen de Ortega-Murillo, reforzará su control autoritario sobre los ciudadanos e instituciones nicaragüenses, “mediante el uso de leyes represivas para despojar a más de 400 ONG y una docena de universidades de su estatus legal”, denuncia el funcionario.

Asimismo, asegura que el régimen tiene a más de 180 presos políticos, muchos de los cuales sufren por falta de alimentación adecuada, atención médica adecuada e incluso luz solar.

También, destacó el fallecimiento del general en retiro, Hugo Torres encarcelado por Ortega y otros que permanecen en régimen de aislamiento. Además, señaló que los presos políticos detenidos bajo arresto domiciliario también sufren abusos y no pueden elegir sus propios proveedores de atención médica ni recibir visitas.

“Los corruptos sistemas judiciales y de seguridad del régimen arrestaron y enjuiciaron a estos líderes cívicos y defensores de los derechos humanos por decir la verdad, practicar un periodismo valiente, defender a sus comunidades a través del trabajo de las ONG y abogar públicamente por alternativas al gobierno represivo del régimen, actividades que deberían permitirse bajo La propia constitución de Nicaragua o cualquier sistema político democrático”, manifestó Blinken.

Al mismo tiempo, reiteró su llamado a la  reitera liberación inmediata e incondicional de los injustamente detenidos y al restablecimiento de la democracia y el estado de derecho en Nicaragua.