Sept. 1, 2020

Comienzan a excarcelar a los indultados por el decreto de Maduro

Comienzan a excarcelar a los indultados por el decreto de Maduro

Agencias

Las autoridades venezolanas han comenzado a excarcelar la noche de este lunes a los presos que fueron indultados horas antes por decreto presidencial de Nicolás Maduro, por el que 110 personas recibirán beneficios diversos, como libertad o sobreseimiento de proceso.

De los 50 reos que se encuentran en la lista de amnistiados, los diputados Gilber Caro y Renzo Prieto, que se encontraban presos en la sede de las Fuerzas Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), han sido liberados esta misma noche.

Caro, cuyas razones por las que fue acusado no le fueron notificadas, y Prieto, acusado de financiamiento de terrorismo y promoción del odio, fueron detenidos en diciembre de 2019 y marzo de 2020 respectivamente.

El jefe del despacho de Guaidó, en libertad

Minutos después, ha quedado libre Roberto Marrero, jefe de despacho y mano derecha del líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que fue detenido el 21 de marzo de 2019 acusado de formar parte de una célula terrorista que, según el Gobierno, "planificaba realizar un conjunto de ataques selectivos", para los que habría contratado "mercenarios colombianos y centroamericanos".

A la salida del Helicoide, sede de del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), donde estaba preso, ha agradecido a su familia y a la gente que estuvo pendiente de su estado durante su reclusión.

"Mi familia estaba cerca de mí. Tengo que agradecerle mucho a nuestra gente que siempre estuvo pendiente y es una salida que no me la imaginaba así, me la imaginaba de otra manera", ha agregado Marrero ante los medios de comunicación.

A su salida de prisión se ha mostrado esperanzado y ha asegurado que "hay que hablar del futuro, de una Venezuela que está aquí y reitero el agradecimiento a los medios de comunicación y a la gente que sigue luchando".

Preguntado sobre si ha habido negociación alguna, ha señalado que con él "no ha hablado nadie" y que no sabe "nada de negociación política".

Las excarcelaciones han comenzado horas después de que el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, hiciera público el decreto presidencial que ordena "indulto" para diputados presos o exiliados, así como a otros cuya inmunidad les había sido allanada, y a periodistas y actores sociales detenidos o acusados de diversos delitos.

Entre los indultados, se encuentran los legisladores Freddy Guevara, Freddy Superlano y Miguel Pizarro, y el periodista Nicmer Evans, preso en las instalaciones de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM).

Según ha manifestado esta mañana Rodríguez, la orden se haría efectiva tras su publicación en la Gaceta Oficial de Venezuela, pero las excarcelaciones han comenzado antes de lo esperado.

Cuatro ciudadanos españoles entre los indultados 

Las cuatro personas son Antonia Turbay, Demóstenes Quijada, Sergio Termini y Yorfran Quintero, todos ellos con distintas acusaciones. El caso más reconocido es el de Quijada, asesor de Guaidó al que casi 60 países reconocen como presidente interino, entre ellos España.

Fue detenido el pasado 2 de abril en Caracas junto a Maury Carrero, también asesor de Guaidó, por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y su caso, según el Parlamento, está "repleto de ilegalidades y violaciones al debido proceso. La orden de allanamiento fue emitida luego de que fue realizado y su defensa legal no ha podido acceder a su expediente".

En el caso de Turbay, abogada con ambas nacionalidades y madre de dos hijos, fue arrestada el 27 de junio de 2019 por el Servicio Bolivariano de Inteligencia en su casa de Caracas y está acusada de ayudar a fugarse a su vecino, el excomisiario de Policía Iván Simonovis. Su orden para ser liberada fue aprobada en julio de 2019, sin embargo no se había hecho efectiva la orden.

Termini fue arrestado también por el DGCIM el 30 de marzo de 2020 cuando se encontraba en su residencia en Santa Rosa de Lima de Caracas, según denunció entonces la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia.

Quintero estuvo "desaparecido" tras su detención "hasta que el Ministro del Interior lo acusó de actos conspirativos", según denunció la ONG Foro Penal, que explicó que "siendo civil, lo llevaron a un tribunal militar y ha sido torturado".