Sept. 20, 2022

Bolsonaro abre las puertas en Brasil a religiosos nicaragüenses

Bolsonaro abre las puertas en Brasil a religiosos nicaragüenses

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante su discurso este martes ante la Asamblea General de la ONU, anunció que este país está para acoger a sacerdotes y religiosas que sufren persecución de parte del régimen sandinista.

“Me gustaría informar que Brasil está preparado para acoger a los curas y a las monjas católicas que habían sufrido persecución cruel por el régimen dictatorial de Nicaragua. Brasil repudia cualquier persecución religiosa donde sea que se produzca en el mundo”, dijo el presidente brasilero. 

Asimismo, Bolsonaro aseguró que desde siempre ha apoyado la libertad de expresión. Bajo su administración, además, Brasil ha hecho esfuerzos para traer la libertad de religión al centro del programa internacional de los derechos humanos.  

“Es fundamental que todos tengan el derecho de rezar y de practicar su orientación religiosa sin discriminación”, enfatizó.  

Desde la crisis sociopolítica de 2018 la iglesia católica ha sido perseguida, amenaza y asediada por el régimen Ortega - Murillo, la cual se intensificó en 2022 y ha sufrido encarcelamientos y retenciones de sacerdotes, la cancelación de ocho radioemisoras y tres canales católicos, el ingreso por la fuerza y allanamiento a una parroquia, y la expulsión de las misioneras de la orden Madre Teresa de Calcuta.

Lea más: Un sismo de magnitud 7,4 sacude el centro de México

Así como la detención domiciliaria del obispo Rolando Álvarez, desde el pasado 19 de agosto.

El obispo de la diócesis de Matagalpa en el norte de Nicaragua, fue detenido la madrugada del viernes 19 de agosto por agentes policiales del palacio episcopal provincial junto con cuatro sacerdotes, dos seminaristas y un camarógrafo, los cuales se encuentran detenidos en el Chipote.

La Policía Nacional, acusa al jerarca de intentar "organizar grupos violentos", supuestamente "con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales".