Feb. 25, 2021

Banco Mundial no otorga 55 millones de dólares a Nicaragua por incumplir en gestión ambiental

Banco Mundial no otorga 55 millones de dólares a Nicaragua por incumplir en gestión ambiental

Javier Bermúdez 

“Si bien el gobierno ha trabajado muy duro, incluso con el apoyo del Banco Mundial, para implementar los sistemas necesarios para la gestión ambiental y social, el monitoreo y la evaluación, y la certificación independiente de los resultados, el advenimiento de COVID-19 y los terribles recientes huracanes han hecho imposible completar estos sistemas”.              

De esta manera el Fondo de Carbono del Banco Mundial notificó su decisión de no otorgar al Gobierno de Nicaragua, 55 millones de dólares que estaban destinados para el Programa de Reducción de Emisiones (RE).

Durante el 2019, Ortega presentó un proyecto de reducción de emisión de carbono, el cual fue pre seleccionado por el Fondo del Carbono, pero estos “son proyectos complejos que requieren la implementación de sistemas muy sólidos desde el principio, en particular para garantizar la distribución total de beneficios con las comunidades indígenas, también requieren monitoreo y evaluación frecuente sobre el terreno, supervisión continua y certificación de resultados por parte de terceros”.

El Banco Mundial añadió que con esta cancelación del Acuerdo de Pago de Reducciones de Emisiones (ERPA) “el Programa RE de Nicaragua se eliminará oficialmente de la cartera del Fondo de Carbono del FCPF (Fondo Cooperativo para el Carbono) en un futuro cercano“.

 

No se pudo demostrar la salvaguarda ambiental

Para el ambientalista, y presidente de la Fundación del Río, Amaru Ruiz, parte del mensaje que el Banco Mundial transmite con este comunicado, es que el Gobierno de Ortega no cumplió con su parte, y tampoco ha respetado a las comunidades indígenas y afro descendientes.

“Lo que se lee entre líneas es que, al final el régimen no pudo demostrar cómo iba a demostrar las salvaguardas ambientales y sociales, en el manejo de esos proyectos. Y que obviamente no pudo demostrar cómo iba a generar el beneficio final a las comunidades indígenas y afro descendientes, que son dueñas de este territorio, y por ende dueñas del carbono que se almacena en estos bosques” expuso Ruiz.

Otra situación que se refleja con esto, es la delicada y vulnerable situación de los derechos humanos y ambientales en Nicaragua. Ruiz señala que la gestión del Gobierno retrocedió con la cancelación de este proyecto, por la falta de transparencia.

“Los pone (al gobierno Ortega Murillo) en el plano internacional, muy complejos, en el sentido que no han podido demostrar lo que dicen en su discurso, con acciones concretas que vayan a enfrentar las problemáticas ambientales, y que respondan a las situaciones de violación a los derechos humanos de las comunidades indígenas, y de los procesos de invasiones a sus territorios. Entonces yo creo que esto no es más que una situación que expone la negligencia del régimen en atender estos problemas, que son centrales, para que reciba apoyo internacional de estos proyectos”, añadió.