Nov. 12, 2020

Asamblea Nacional aprueba reforma a la Ley de Aguas Nacionales

Asamblea Nacional aprueba reforma a la Ley de Aguas Nacionales

José Cardoza

La Asamblea Nacional aprobó hoy, con 74 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, la reforma a la Ley General de Aguas Nacionales (Ley 620), en la que, según especialistas en la materia, se da luz verde a la privatización de los servicios de agua potable y saneamiento.

Según la reforma a la Ley 620, el artículo 12 deja la puerta abierta a la privatización al dar cabida al otorgamiento de licencias a agentes económicos privados, previo cumplimiento de requisitos por la Ley, quienes quedarán sujetos a la regulación de las mismas.

La expresidenta ejecutiva de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), Ruth Selma Herrera aseguró que la reforma es un peligro para la preservación del medio ambiente y los recursos hídricos tanto en zonas urbanas como rurales, ya que se eliminarán los obstáculos para establecer la privatización de los servicios de agua potable y saneamiento. 

«Busca ajustar al máximo los artículos que regulan la relación con los proveedores, desarrollan muchos incisos en algunos artículos como el 26. No van a privatizar el agua sin el propósito de convertir esto en una forma de recaudación», afirmó.

Además, destaca que se deroga el artículo 129 que señala las sanciones a los delitos ambientales.

«Van derogando una cantidad de artículos que están destinados a preservar los cuerpos de aguas superficiales, como es el Lago Cocibolca, a proteger las cuencas que están más deterioradas y se establecen una cantidad de circunstancias en la ley vigente que obliga a no talar el bosque, a reforestar, a proteger las fuentes de agua existentes», señaló Herrera.

Herrera calificó como abusiva la reforma y señaló que el verdadero objetivo del gobierno de Daniel Ortega, es convertir la extracción de recursos hídricos en un negocio. No obstante, lo más peligroso, según Herrera, es que la reforma minimiza la protección al medioambiente y a las mismas fuentes hídricas.

«Es para crear pistas para privatizar el agua y convertir esto en un negocio extractivo, para usar las fuentes de agua que aún quedan, porque ellos no hablan de reforestar o establecer políticas que permitan conservar fuentes de agua subterráneas y superficiales, tampoco hablan del énfasis que hay que poner a evitar la contaminación y tala del bosque», dijo Herrera.

La reforma también desaparece el Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados INAA y sus funciones serían traspasados a la Autoridad Nacional del Agua ANA, creando dos subcomisiones que centralizarán las decisiones. Herrera señaló que este ajuste, también contempla la privatización del saneamiento.

«Y agregan de manera deliberada la privatización del saneamiento. Obviamente ellos no dicen privatización, pero todas las adiciones y lo que suprimen, crean un conjunto de acciones para recaudar y privatizar», afirmó la extitular de Enacal.