Feb. 15, 2022

Asamblea cancela personería jurídica de 6 oenegés

Asamblea cancela personería jurídica de 6 oenegés

Los diputados de la Asamblea Nacional de Nicaragua, aprobaron con 75 votos a favor, 11 abstenciones y 5 presentes, la ilegalización de seis organizaciones no gubernamentales, entre ellas una defensora de derechos humanos.

La solicitud fue presentada con trámite de urgencia, el 11 de febrero de 2022, por el diputado sandinista Filiberto Rodríguez.

Entre las organizaciones están: La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh), la Asociación de Mujeres Trabajadoras y Desempleadas María Elena Cuadra y la Asociación Pen Internacional Nicaragua.

Lea más: Declaran culpable a defensora de derechos humanos María Oviedo

A la lista se sumó también, la Fundación para la Promoción y Desarrollo de las Mujeres y la Niñez Blanca Araúz (Fundemuni), la cual opera desde noviembre de 1995; el Centro Nicaragüense de Promoción de la Juventud y la Infancia, que funciona desde los años 90; y la Fundación Iberoamericana de las Culturas (Fibras), operando desde finales del 2001.

Según el Ministerio de Gobernación,  las organizaciones no reportan sus estados financieros, tienen juntas directivas con plazos vencidos y recibieron donaciones del exterior.

De acuerdo a la exposición de motivos, las organizaciones incumplieron con la entrega de los informes financieros al Departamento de Registro y Control de Asociaciones civiles sin Fines de Lucro, lo que genera falta de transparencia en la administración de los fondos.

“Estas asociaciones y fundaciones han incumplido y obstaculizado el control y vigilancia del Departamento de Registro y Control de Asociaciones civiles sin Fines de Lucro, que al efecto lleva el Ministerio de Gobernación, conforme los períodos fiscales, promoviendo la falta de transparencia en la administración de los fondos, desconociéndose la ejecución de los mismos y si fue acorde a sus objetivos y fines por los cuales la Asamblea Nacional les otorgará la Personalidad Jurídica”, reza el documento.

El decreto aprobado esta mañana señala que “los bienes y acciones que pertenezcan a las Asociaciones/Fundaciones, tendrán, previa liquidación, el destino previsto en el Acto Constitutivo o en su Estatuto. Si nada se hubiera dispuesto sobre al respecto, estos pasarán a ser propiedad del Estado de conformidad a la Ley de la materia”.

Al menos 87 oenegés han sido despojadas de su personería jurídica por el Parlamento dominado por diputados sandinistas desde diciembre del 2018.