Nov. 10, 2020

Asamblea aprueba reforma para imponer cadena perpetua

Asamblea aprueba reforma para imponer cadena perpetua

WEB

Los diputados sandinistas de la Asamblea Nacional, aprobaron hoy con 70 votos a favor, 15 en contra y tres abstenciones, en primera legislatura, la reforma al artículo 37 de la Constitución Política de Nicaragua para establecer penas con cadena perpetua a los que se tipifiquen como crímenes de odio.

La reforma deberá ser ratificada según la ley, en la próxima legislatura, es decir, en el 2021.

El proyecto de ley fue introducido a la Primera Secretaría de la Asamblea Nacional el pasado 22 de octubre, luego que la vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo, anunciara el 15 de septiembre, que el presidente Daniel Ortega ordenaría a la Corte Suprema de Justicia elaborar una iniciativa de reforma a la Constitución para eliminar el límite de 30 años de las penas, hecho que fue calificado por abogados constitucionalistas como una demostración de la falta de separación de poderes en el estado nicaragüense.

El abogado constitucionalista, Bonifacio Miranda, considera que el anteproyecto de ley de Reforma del artículo 37 de la Constitución Política de Nicaragua, para establecer penas de cadena perpetua por crímenes de odio, dejará un vacío legal y discrecional, lo que obligará a establecer una ley complementaria o reformar el Código Penal vigente.

En una edición de ENTREVISTAS PRIMER ORDEN, Miranda señaló que existe una contradicción en la propuesta, entre el primero y segundo párrafo.

«Te dice que hay una excepción y es bien complicada, porque dice que se pondrá pena de prisión perpetua revisable, entonces no queda claro el concepto de perpetua y revisable. Y lo más preocupante es que esta norma constitucional quedaría hueca, porque lo que va a importar es lo que diga la ley de la materia, que sería una ley de carácter penal que supuestamente sería contra los delitos de odio», dijo Miranda.

Sobre la utilización de esta reforma como arma para perseguir a los opositores, Miranda considera que es una reforma parcial, desproporcionada y manipuladora de la realidad.

Fotografía: Michelle Polanco