Nov. 8, 2021

Amnistía Internacional: “reelección de Ortega augura un “nuevo y terrible ciclo para los derechos humanos”

Amnistía Internacional: “reelección de Ortega augura un “nuevo y terrible ciclo para los derechos humanos”

Amnistía Internacional aseguró este lunes 8 de noviembre, que la perspectiva del cuarto mandato consecutivo de la presidencia de Daniel Ortega en Nicaragua, augura un “nuevo y terrible ciclo para los derechos humanos, lo cuales son cada vez más comunes en el país.

“Una vez más, las personas en Nicaragua se encuentran ante un contexto en donde expresar una crítica en contra de su gobierno los pone en grave riesgo”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.  

Además agregó que las votaciones del domingo 7 de noviembre, estuvieron marcadas por las detenciones ilegales, malos tratos, hostigamiento y criminalización contra personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

“Todas ellas avaladas por un sistema judicial y una Asamblea Nacional sin independencia que solo existen para ponerle sello a la agenda represiva de Daniel Ortega”, expresó Guevara.

Guevara señaló que con este nuevo mandato de Daniel Ortega y Rosario Murillo permite la perpetuidad en el poder de las estructuras que han implementado estrategias represivas contra voces críticas y garantizado la impunidad de crímenes del derecho internacional.

“Además, este nuevo periodo presagia la continuidad de la migración forzada de quienes se ven criminalizados por alzar la voz”, afirmó.

La organización internacional, pidió apoyo a la comunidad internacional para ayudar a los nicaragüenses que continúan luchando por sus derechos.

“En la sesión ordinaria de la Asamblea General de la OEA, que se celebrará esta semana, los Estados miembros deben asumir colectivamente sin dilación la corresponsabilidad de proteger los derechos humanos de las personas en Nicaragua y poner presión al gobierno de Ortega como primer paso ante este contexto poselectoral. Los foros multilaterales deben hacer todo lo posible para lograr que las estructuras de represión e impunidad en Nicaragua dejen de ser intocables”, urgió.

Amnistía Internacional desde el 2018, ha documentado las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, incluyendo la represión violenta “y en algunos casos letal contra manifestantes”, así como el  hostigamiento y criminalización de opositores. Mientras la Asamblea Nacional controlada por el orteguismo ha aprobado una serie de leyes restrictivas que restringen las libertades y “ponen a los derechos humanos en riesgo”.