May 6, 2021

Almagro pide incluir situación de Nicaragua en próxima sesión del Consejo Permanente

Almagro pide incluir situación de Nicaragua en próxima sesión del Consejo Permanente

José Cardoza

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Leonardo Almagro Lemes, a través de una misiva, solicitó a la presidenta del Consejo Permanente y representante de Paraguay, Embajadora Elisa Ruiz Díaz, la inclusión de “la situación” en Nicaragua.

“Tengo el honor de dirigirme a la señora Presidente a efectos de solicitar de su amable parte la inclusión en la próxima sesión ordinaria del Consejo Permanente del asunto la situación en Nicaragua. Al respecto y del mismo modo, me permito sugerir que se incluya en dicha sesión además de una presentación por parte del firmante la intervención por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, dice parte de la carta enviada por Almagro.

Le puede interesar: Sin modernización del Poder Electoral no habrá elecciones transparentes, asegura experto 

El 20 de octubre de 2020, La OEA aprobó con 20 votos a favor, dos en contra y 12 abstenciones, una resolución que demanda al Presidente de Nicaragua, José Daniel Ortega Saavedra, implementar acciones que permitan elecciones libres y justas, al igual que sus respectivas reformas.

Sin embargo, el sandinismo aprobó el 4 de mayo de 2021, una reforma electoral que incluye inhibiciones a ciudadanos que el oficialismo considere que participaron en las protestas antigubernamentales y a quienes reciban fondos del exterior.

Además, mantuvo en el cargo de magistrados del Poder Electoral a 2 funcionarios: el sancionado Lumberto Campbell y Mayra Salinas, ambos partidarios del Frente Sandinista.

La OEA en sus siete recomendaciones, recomienda:

a).- La modernización y reestructuración del Consejo Supremo Electoral para garantizar que funcione de forma totalmente independiente, transparente y responsable.

b).- Un proceso político pluralista que conduzca al ejercicio efectivo de los derechos civiles y políticos, incluidos los derechos de reunión pacífica y la libertad de expresión, y al registro abierto de nuevos partidos políticos.

c).- Un examen técnico independiente, la actualización de los registros de votación y una auditoría independiente de las listas de votantes.

d).- Una observación electoral internacional independiente, fidedigna y acreditada.

e).- Un registro de votantes transparente y efectivo, la distribución de tarjetas de identificación y la gestión de centros de votación.

f).- Un recuento y consolidación transparentes de los resultados y la publicación de los resultados en tiempo real.

g).- Procedimientos adecuados para la presentación de quejas sobre la conducción de las elecciones y sus resultados, así como procedimientos para resolverlos.