Aug. 18, 2020

¿A dónde va el dinero incautado por la Policía?

¿A dónde va el dinero incautado por la Policía?

José Cardoza

La Policía Nacional informó este lunes que incautó 511,980 dólares en el departamento de León, que eran trasladados en un cargamento de sandías por Ricardo José Ruiz Morán, de 38 años, detalló el Comisionado Victoriano Ruiz Urbina, segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial.

Según el jefe policial, agentes de la institución detuvieron la camioneta marca Ford, modelo Ranger, color blanca, conducida por Ruiz Morán, encontrando en la tina, una bolsa color azul, oculta entre frutas de sandías, conteniendo 21 paquetes con dinero envueltos con cinta adhesiva.

Incautaciones han incrementado desde que Estados Unidos impuso la sanción a la PN

La Policía Nacional,  ha incrementado las supuestas incautaciones de dinero en efectivo este año y hasta el 30 de junio, había reportado más de 10 millones de dólares en incautaciones, haciéndolos ver como duros golpes al narcotráfico y crimen organizado.

Expertos en seguridad consultados anteriormente por PRIMER ORDEN, han señalado que es sospechoso que la Policía Nacional haya incrementado las supuestas incautaciones luego que Estados Unidos le impuso la sanción, que imposibilita a la institución realizar transacciones bancarias internacionales.

¿Que fin tienen el dinero y objetos incautados?

La experta en temas de seguridad, Elvira Cuadra, afirmó a Primer Orden, que la Ley 735, Ley de Prevención, Investigación y Persecución del crimen Organizado y de la Administración de los bienes incautados, decomisados y abandonados, es bastante clara en el fin que deben tener los objetos, psicotrópicos y dinero que la policía decomisa o encuentra.

El artículo 58 de la Ley 735, dice textualmente lo siguiente:

El dinero decomisado, abandonado u obtenido por la venta de bienes en subasta será distribuido por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, a través de la Tesorería General de la República para ser usado única y exclusivamente en programas, proyectos y fines de prevención, investigación y persecución de los delitos a que se refiere esta Ley, así como en programas de rehabilitación, reinserción social, elaboración de políticas públicas, coordinación interinstitucional y protección de personas, relacionados con el enfrentamiento del crimen organizado y sus consecuencias, igual que para los gastos administrativos de La Unidad, distribuyendolos anualmente conforme las necesidades operativas que le presenten las siguientes Instituciones:

a) Policía Nacional;

b) Ministerio Público;

c) Ministerio de Educación;

d) Ministerio de Salud;

e) Corte Suprema de Justicia;

f) Sistema Penitenciario Nacional;

g) Consejo Nacional Contra el Crimen Organizado; y

h) Unidad Administradora de Bienes Incautados, Decomisados o Abandonados.

Cuadra aseguró que la Ley es bastante clara, pero que aún no está reglamentada, por lo que su aplicación es discrecional y no existen reportes del fin de las incautaciones.

De tal manera que no se conocen reportes o no hay un informe o institución que informe claramente que pasa cuando se hacen esas incautaciones. No se sabe si la Policía las pone a la orden de las autoridades judiciales como está establecido en la Ley. Realmente hay un gran vacío de información que genera muchas suspicacias (...) y además deja la puerta abierta a muchas discrecionalidades, afirmó Cuadra.

El objetivo debe ser desarticular las organizaciones criminales

La experta en seguridad, asegura que los casos de incautaciones reportados por la Policía Nacional, son sospechosos, debido a que debe haber un trabajo de investigación previo que permita desarmar  y capturar las organizaciones de crimen organizado, de acuerdo a las políticas sobre la materia.

Pero la verdad es que no se ve nada de eso en ninguna de las actuaciones que hemos visto o que ha presentado la Policía últimamente. Entonces se generan muchas interrogantes y sospechas, además que la institución goza de muy poca confianza entre la ciudadanía, así que es dudoso, añadió Cuadra.